Cuídales

Consulta V-Kids

Desayunos completos rápidos y sustitutos para el huevo en la dieta vegana

Desayunos completos rápidos y sustitutos para el huevo en la dieta vegana

Para todos los papis que, además de preocuparse por su salud y la de los suyos, creen en una crianza sana y natural, hemos creado la Consulta V-Kids.

Un espacio que pretende resolver las dudas de padres vegetarianos/veganos, con el objetivo de que puedan cuidar aquello que más les importa de la mejor manera: proporcionando una alimentación saludable y equilibrada a los más peques.

Miriam Martínez, pediatra de www.mipediatravegetariano.com, responderá a vuestras preguntas.

¡Envíanos la tuya a vkids@solnatural.bio!

Ahora que toca la vuelta al cole (y al trabajo), una de las cosas que más nos cuesta en casa son los desayunos, pues queremos ofrecer una opción completa a nuestros hijos (de 5  y 7 años), pero también que sea rápida y fácil de preparar, por el poco tiempo del que disponemos ¿Nos podrías ayudar dándonos ideas de desayunos completos, así como algunas pautas y consejos para organizarnos? - Sara G.

OPCIÓN A: TOSTADAS

La opción más rápida para tomar por la mañana es una o dos tostadas de pan integral con cualquier cosa que nos apetezca ese día y que tengamos a mano. Podemos poner aceite de oliva y tomate, hummus (sí, ¡podemos comer hummus por la mañana!), mantequilla de cacahuetes, aguacate aplastado y untado sobre el pan, tahini y mermelada, tahini y rodajas de plátano con canela, paté de aceitunas, paté o fiambre vegetal… En los días que vayamos con mucha prisa podemos incluso preparar un sándwich con alguno de estos ingredientes la noche de antes y tomarlo de camino al colegio. Si podemos acompañar estas tostadas o el sándwich con una pieza de fruta, todavía mejor.

Una opción rápida es tomar un sandwish o tostadas de pan integral. Eso sí, acompañado siempre de una pieza de fruta.

OPCIÓN B: GACHAS DE AVENA

En otoño-invierno puede apeteceros más unas gachas de avena, preparadas con 3 cucharadas de copos de avena integrales y un vaso de cualquier leche vegetal enriquecida con calcio, por persona. Esta mezcla se cuece a fuego lento hasta que espese (unos 5-10 minutos) y quede como una bechamel. A estas gachas se le puede añadir dátiles, orejones de albaricoque, pasas, rodajas de plátano o manzana y trocitos de nueces, o almendras picadas, por ejemplo. Algún día, si os apetece más, se pueden preparar añadiendo una cucharada de cacao en polvo sin azúcar, avellanas, rodajas de plátano y coco rallado. Las gachas de avena así preparadas se digieren muy bien y además se absorben lentamente y proporcionan energía durante toda la mañana. Las gachas se pueden pre-cocer la noche anterior y solo haría falta calentarlas por la mañana y añadir el resto de ingredientes que deseemos.

Las gachas de avena son fácilmente digeribles y son de absorción lenta, por lo que proporcionan energía constante durante la mañana.

OPCIÓN C: BATIDOS

Otra opción para los días que vais con más prisa, es dejar preparado la noche anterior un batido. El batido se puede preparar con una leche vegetal enriquecida con calcio, una fruta y una cucharada de mantequilla de cacahuetes o de frutos secos. Por ejemplo: leche de avena + cacao + plátano + mantequilla de cacahuetes; o leche de soja + fresas o melocotones + mantequilla de almendras. Un batido con esta combinación de ingredientes es un alimento muy completo, se puede ir bebiendo en casa despacio mientras nos vamos vistiendo y preparando para salir o incluso ir tomándolo por el camino.

EN RESUMEN...

Recuerda que no es necesario que los desayunos sean “completos” o que tengan muchos ingredientes. Hay personas que tienen poca hambre por la mañana y no pasa nada si hacen un desayuno más ligero (por ejemplo fruta) y luego a media mañana comen algo más. Como tus hijos tienen ya 5 y 7 años y pueden tomar frutos secos y semillas enteros; puede ser muy útil que pongas en sus mochilas del colegio una bolsita con la mezcla de frutos secos, semillas y frutas desecadas que más les gusten (por ejemplo: nueces, almendras, anacardos, semillas de calabaza, orejones de albaricoque, pasas…) para que los días que desayunen menos por la mañana, tengan siempre un tentempié saludable a mano a la hora del recreo o en cualquier otro momento. Eso y una pieza de fruta sería la mejor comida para tomar a media mañana.

No es necesario que el desayuno tenga muchos ingredientes. Si no tienes demasiada hambre, siempre puedes complementarlo a media mañana.

Somos una familia vegetariana en proceso de ser vegana. Uno de los alimentos que más nos cuesta sustituir es el huevo, sobre todo en elaboraciones en las que necesitamos ligar los ingredientes. Hemos leído que algunas semillas trituradas, como el lino o la chía, pueden usarse como sustituto del huevo. ¿Es cierto? ¿Existe algún alimento más con estas características? - Raquel Z.

semillas lino sustituto huevo

Sí, existen varios alimentos que cumplen las funciones del huevo a la hora de cocinar y la elección de uno u otro dependerá de lo que necesites hacer en cada momento.

Las semillas de lino son un buen sustituto del huevo para elaborar repostería. Necesitas que las semillas estén bien molidas, mezclarlas con tres partes de agua (por cada parte de semillas) y dejarlas reposar unos minutos hasta que la mezcla espese y tome consistencia. Para repostería, en vez de semillas de lino, es posible también usar plátano bien maduro hecho puré o compota de manzana. Ambas frutas dan consistencia y aportan dulzor natural sin necesidad de añadir azúcar, lo que siempre es mucho mejor. Otra posibilidad es usar una mezcla de semillas de lino y puré de plátano, dependiendo del dulzor y la consistencia que busques.

Las semillas de lino molidas son una buena opción para reemplazar el huevo en repostería.

El otro gran alimento que tiene propiedades en común con el huevo es el garbanzo. El garbanzo se puede usar de dos formas principales: la harina de garbanzo mezclada con agua, forma una pasta parecida al huevo batido con la que se puede rebozar alimentos y también cuajar tortillas de patata sin huevo. La otra forma de usar garbanzos es aprovechar el agua de cocción que puedes encontrar en los frascos de garbanzos cocidos. Es un líquido gelatinoso y rico en proteínas que se ha llamado aquafaba y que tiene las mismas propiedades que la clara de huevo, de hecho se puede batir y montar hasta obtener merengue. El aquafaba no tiene sabor por lo que necesita que le añadamos un endulzante si es para repostería. En internet puedes encontrar muchas recetas en castellano en las que se usa aquafaba e incluso en Facebook hay una comunidad de “amantes del aquafaba” que tiene más de 75.000 seguidores (en inglés).

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados