Cuídate

Nutrición

Mini-guía de Semillas II: girasol, calabaza y sésamo

Mini-guía de Semillas II: girasol, calabaza y sésamo

Tal y como comentamos en la primera parte de esta mini-guía, las semillas son una excelente fuente de nutrientes y un gran complemento para nuestra dieta.

En esta ocasión, te contamos los beneficios y propiedades que las semillas de girasol, calabaza y sésamo tienen en nuestro organismo, y te explicamos los diferentes métodos para digerir y asimilar mejor sus nutrientes.

SEMILLAS DE GIRASOL

Semillas ecológicas girasol

Las semillas de girasol, a pesar de ser un poco más calóricas que el resto, tienen unas propiedades nutricionales muy interesantes. Son muy ricas en potasio, un mineral presente en todos los alimentos que regula el metabolismo del agua en el organismo. Por este motivo, resultan muy beneficiosas para personas con problemas de hipertensión, trastornos circulatorios como edemas y para deportistas.

Además, su contenido en Hierro, Fósforo, Calcio y Magnesio, vitaminas A, D, E y B, les otorgan propiedades energizantes, diuréticas, expectorantes y antioxidantes, resultando muy útiles en épocas de estrés.

Curiosidades: al ser muy ricas en minerales y ácidos grasos, las semillas de girasol son un gran complemento en embarazos, osteoporosis y fibromialgia.

Cómo consumirlas: puedes tomarlas sin remojar, pero es conveniente tostarlas o molerlas para aprovechar al máximo sus propiedades. Con ellas puedes hacer bebidas vegetales o consumirlas como un complemento decorativo perfecto en cremas de verduras y ensaladas.

SEMILLAS DE CALABAZA

Semillas ecológicas de calabaza

Las semillas de calabaza son ideales para un snack saludable. Destacan por su aporte nutricional de fibra y de antioxidantes naturales como la vitamina A y E, así como vitaminas del grupo B, que equilibran el sistema nervioso.

Además también contienen minerales importantes para nuestro organismo como el Zinc, que nos ayuda en el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Las semillas de calabaza son un alimento utilizado desde la antigüedad tanto por sus propiedades nutritivas como por sus propiedades medicinales. En Naturopatía se recomienda su uso para facilitar la eliminación de parásitos intestinales, gracias a su contenido en cucurbitina, un aminoácido que además contribuye a regular la salud de la próstata.

Curiosidades: su color verde se caracteriza por su alto contenido en clorofila, y el amarillo por unos pigmentos naturales con propiedades antioxidantes llamados carotenoides y luteína, por lo que es un alimento oxigenante y revitalizante.

Cómo consumirlas: puedes tomarlas sin remojar, pero es conveniente tostarlas o molerlas para aprovechar al máximo sus propiedades. Con ellas puedes hacer bebidas vegetales o consumirlas como un complemento decorativo perfecto en cremas de verduras y ensaladas.

SEMILLAS DE SÉSAMO

Semillas ecológicas de sésamo

El sésamo es cada vez más común en nuestra alimentación, siendo muy habitual verlo en la elaboración de panes y dulces, en ensaladas, en crocanti

Con esta preciada semilla rica en antioxidantes, vitaminas y minerales ayudarás a tu cuerpo a tener un correcto funcionamiento del sistema nervioso en épocas de tensiones o estrés y ¡además tendrás una piel, uñas y cabello brillantes!

El sésamo es rico en lecitina, un lípido que nos ayuda en el equilibrio del colesterol HDL/LDL (bueno y malo) en el organismo y arrastra las grasas, facilitando su eliminación.

Además, gracias a su alto contenido en Calcio, resulta beneficioso en niños en edades de crecimiento o en personas con osteoporosis.

Curiosidades: el sésamo común se utiliza en la medicina ayurveda como aceite base en infinidades de tratamientos, y su principal función es nutrir el hígado y los riñones, así como tonificar el cuerpo en general.

Cómo consumirlas: puedes tomarlas sin remojar, pero es conveniente tostarlas o molerlas para aprovechar al máximo sus propiedades. Con ellas puedes hacer bebidas vegetales o consumirlas como un complemento decorativo perfecto en cremas de verduras y ensaladas.

CÓMO TOMAR SEMILLAS DE FORMA ADECUADA

Para poder digerir y asimilar mejor los nutrientes de las semillas, es necesario seguir algunos procesos, como remojarlas, tostarlas o molerlas.

Te explicamos brevemente cómo llevar a cabo cada método:

REMOJO: solo añade 1 cucharada rasa de semillas en un vaso de agua filtrada, leche vegetal o jugos naturales de frutas al menos durante 30 minutos.

MOLIDO: en un molinillo muele las semillas durante unos segundos de manera intermitente, para evitar que las cuchillas las quemen y alteren sus nutrientes. Es importante que hagas este proceso en el momento que las vayas a consumir pues los aceites esenciales pueden oxidarse y perder sus propiedades.

TOSTADO: en una sartén tostamos las semillas sin aceite a fuego medio unos dos minutos y las vamos removiendo muy atentamente hasta que se caliente la sartén, después cuando las semillas cambian ligeramente de color bajamos el fuego unos 2-3 minutos más.

RECOMENDACIONES E IDEAS PARA TOMAR SEMILLAS

  • Con una cucharada sopera rasa al día de cada semilla tenemos suficiente, podemos ir alternándolas por días, ¡así cada vez será una mezcla diferente!
  • A ser posible consume semillas que sean de calidad y que tengan etiqueta de certificación de agricultura ecológica, para asegurarte de que están libres de tóxicos.
  • Mi consejo es que las ingieras sobre todo a media mañana o a media tarde.

Aquí algunas ideas para preparar un snack saludable con semillas.

  • Tostada de Pan integral de espelta con semillas untada con Tahín casero
  • Galletas de espelta y semillas Sol Natural con bebida vegetal de sésamo
  • Pudings y Bowls de chía caseros
  • Bebidas vegetales y yogures caseros
  • Berenjenas a la plancha con miel y sésamo
  • Puré de puerros y semillas de amapola
  • Ensalada de hortalizas con mix de semillas Sol Natural y aceite de lino.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados