Cuídate

Nutrición

Salvado de Avena y Copos de avena: no es lo mismo

Salvado de Avena y Copos de avena: no es lo mismo

Cómo hemos comentado en algunas ocasiones, la avena es un cereal de una gran riqueza nutricional, pues tiene una composición muy equilibrada, con menos hidratos de carbono y más fibra que otros cereales.

Sus excelentes propiedades nutricionales hacen que sea un alimento base en nuestra dieta. Lo más común es consumir la avena en copos, ya que normalmente tomamos muesli o cereales elaborados con copos de avena. Pero quizás alguna vez has visto salvado de avena y has pensado ¿no es lo mismo qué los copos? ¿qué los hace diferentes?

¡Te lo contamos!

DIFERENCIAS ENTRE EL SALVADO Y LOS COPOS DE AVENA

Salvado de avena

¿Qué es?

El salvado es la capa externa del grano, es decir, se trata del producto que queda tras refinar los granos de avena.

Propiedades nutricionales

Esta parte externa del grano contiene un gran valor nutricional, pues es muy rica en fibra, minerales, vitaminas, enzimas, proteínas y grasas insaturadas.

Su principal diferencia con los copos es que contiene una mayor cantidad de fibra y menos carbohidratos

Te irá fenomenal para…

Regular el tránsito intestinal sin dañar las mucosas, pues el mucílago de la avena (fibra soluble de textura viscosa) recubre el revestimiento de intestinos y estómago.

Copos de avena

¿Qué es?

Los copos son el producto resultante tras el descascarillado, la molienda y el prensado de los granos de avena.

Propiedades nutricionales

Su composición tiene más hidratos de carbono de absorción lenta que el salvado.

Te irá fenomenal para…

Calmar el hambre a la vez que obtienes energía, pues sus hidratos de absorción lenta hacen que la energía sea liberada poquito a poco y tengas sensación de saciedad durante más tiempo.

USOS Y CONSEJOS

El uso de ambos es muy similar. Podemos incorporarlos a cualquiera de nuestros platos, tanto dulces como salados: zumos, batidos, yogures, leches o bebidas vegetales, postres, cremas de verduras, panes, ensaladas…

A continuación te damos unos pequeños consejos para que obtengas los máximos beneficios de este súper cereal.

Hidratar antes de comer

Como hemos visto la avena tiene un alto contenido en fibra, por lo que debe tomarse con abundante agua o líquido. De esta manera podremos digerirla mejor y evitaremos sufrir el efecto contrario, es decir, estreñimiento.

La cantidad importa

Hay que ser prudentes con la cantidad de salvado o copos que tomamos: una ingesta excesiva podría ocasionar hinchazón de vientre, flatulencias e incluso oclusiones intestinales.

Lo aconsejable es tomar entre 1 y 3 cucharadas diarias, e ir combinando con otro tipo de cereales. Además, es recomendable descansar un mes por cada tres meses, para que el cuerpo no se acostumbre.

Salvado de avena ¿comprimidos o en polvo?

Es posible que hayas visto salvado de avena en comprimidos. En mi opinión, es mejor que lo ingieras en forma de polvo, pues es un producto mucho más natural y puedes controlar más fácilmente la dosis que tomas.

DESAYUNO PARA REGULAR EL TRÁNSITO INTESTINAL

Si estás sufriendo estreñimiento, puedes prepararte este súper desayuno, que aparte de estar delicioso, te ayudará a regular tu tránsito para empezar bien el día, pues todos sus ingredientes tienen propiedades digestivas y laxantes.

  • Bebida vegetal de avena. 150 ml
  • Algarroba en polvo. 1 cucharadita
  • Muesli Fruits & Lax Sin Gluten. 2 cucharadas
  • Salvado de Avena Sin Gluten. 2 cucharadas

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados