Cuídalo

Planeta & Comunidad

Mini-guía: cómo hacer compost en casa

Mini-guía: cómo hacer compost en casa

El compost es una forma de imitar lo que sucede en la naturaleza: los materiales se descomponen y se transforman en la capa que fertiliza el suelo, llamada humus. A continuación te explicamos unos sencillos pasos para hacer compost.

¿QUÉ NECESITO PARA HACER COMPOST?

El lugar ideal para preparar el compost es al aire libre, en un jardín o patio. Debe ser un lugar aireado y con poco sol directo, para que no fermente y se mantenga la humedad. La manera más básica es hacer un montón en un rincón del jardín o usar un cajón de listones de madera. Pero lo mejor es comprar un compostador prefabricado.

¿CON QUÉ ALIMENTOS PUEDO HACER COMPOST?

Café molido (y filtros de papel), cáscaras de huevo, restos de verduras, frutas y hortalizas, hojas, césped… ¡Importante! No utilices carne, queso o pescado ya que atraen a los animales, y tampoco aceite de cocina, porque atrae a los insectos.

La mayor parte del abono debe estar formado por materiales secos, como trozos de periódico, ramitas, hojas muertas… Estos contienen carbono, que proporciona a los microbios que descomponen los deshechos la energía necesaria para hacer su trabajo. Los alimentos y otros materiales húmedos, como recortes de césped, proporcionan la proteína que los microbios necesitan para reproducirse.

¿NECESITA ALGÚN MANTENIMIENTO?

Lo más importante es observar el nivel de humedad. El montón debe estar lo suficientemente húmedo, pero no empapado. Si está demasiado seco, humedécelo con una manguera. ¿Demasiado mojado? Añade periódicos cortados en tiras o trozos de madera que absorberán el exceso de agua.

¿Y EL OLOR?

Mantén siempre una capa gruesa de material seco, por ejemplos hojas muertas, en la parte superior del montón, y cubre los nuevos restos de comida con el viejo compost.

¿CÓMO SE CUÁNDO ESTÁ LISTO EL COMPOSTO?

Por lo general en cuatro o seis meses el compost se convertirá en una superficie marrón oscuro o negra, con aroma a bosque.

¿CÓMO USAR EL COMPOST?

Las plantas necesitan el compost para renovar las sustancias que han absorbido durante el crecimiento. Aplica el compost sobre el suelo una vez al año en otoño o, en el caso de climas cálidos, en invierno. Puedes dejar una capa de 5 cm. de espesor sobre la superficie, o si no incorporarlo al resto de la tierra.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Artículos relacionados