Cuídales

Recetas para niños

Bizcocho de Espelta y Remolacha

Bizcocho de Espelta y Remolacha

Es cierto que hacer nuestros propios dulces no es la opción más rápida, pero sí es la más saludable. Y es que, para ofrecer a nuestros niños y a nosotros mismos alimentos de calidad, hay que entrar en la cocina e invertir tiempo.

La mayor ventaja de los dulces caseros es que podemos escoger los ingredientes. Una receta elaborada con alimentos saludables, además de saciar el hambre, también nos nutrirá, proporcionando a nuestro cuerpo todo aquello que necesita para un correcto funcionamiento.

INGREDIENTES INTEGRALES, ¡INGREDIENTES DE CALIDAD!

Azúcar integral

Existen muchas y mejores alternativas al azúcar blanco (refinado), un alimento vacío que solo nos aporta calorías y ningún nutriente. Por ejemplo, la panela, considerada el azúcar más puro ya que su único ingrediente es el jugo de la caña de azúcar. Al no estar refinada, conserva la mayor parte de sus nutrientes, entre los que destacan las vitaminas (A, B, C, D y E), y minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, cobre, manganeso y zinc.

El azúcar blanco es un alimento vacío, pues solo aporta calorías. Existen muchas opciones más saludables, como la panela, que al no estar refinada conserva la mayor parte de sus nutrientes.

Harina integral

La gran mayoría de opciones dulces que encontramos en las tiendas están elaboradas a base de harinas refinadas, las cuales no son la mejor opción. Éstas se obtienen eliminando el salvado (fibra) y el germen, por lo que el resultado es un carbohidrato alto en calorías, sin fibras ni micronutrientes. Por el contrario, la harina integral es el resultado de moler los granos de cereal enteros, lo que nos aportará más fibra, proteínas, vitaminas y minerales. Además, las opciones integrales tienen un menor índice glucémico, lo que se traduce en liberación de energía constante, que nos mantendrá activos más tiempo y con una sensación de saciedad más prolongada.

Las harinas integrales, a diferencia de las refinadas, provienen del grano entero, por lo que aportan más fibra, proteínas, vitaminas y minerales.

REMOLACHA: DULZOR SALUDABLE

Este bizcocho tiene la peculiaridad de contar entre sus ingredientes con la remolacha, lo que además de proporcionarle un precioso color, le aporta dulzor y valor nutricional, convirtiéndolo en una opción más completa gracias a su gran contenido en vitaminas y minerales.

Esta raíz es muy rica en fibras y en hidratos de carbono de absorción lenta, y tiene un gran contenido de antioxidantes y de ácido fólico. ¡Sin duda una gran aliada para nuestra salud!

BIZCOCHO DE ESPELTA Y REMOLACHA

Ingredientes

  • 250 g de harina de espelta Integral de Sol Natural
  • 150 g de panela de Sol Natural
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de cacao en polvo de Sol Natural
  • 250 ml de bebida de avena de Sol Natural
  • 40 g de remolacha en polvo de Sol Natural
  • 70 g de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana

Elaboración

1. Precalentamos el horno a 200ºC.

2. Batimos los ingredientes líquidos (bebida de avena, vinagre de manzana, aceite de oliva y extracto de vainilla) con la remolacha en polvo.

3. Ponemos la mezcla en un bol grande.

4. En otro bol echamos el resto de los ingredientes y los mezclamos bien.

5. Añadimos los ingredientes secos al bol de los líquidos removiendo poco a poco con unas varillas. Dejamos las varillas y terminamos de mezclar con una lengua de silicona y con movimientos envolventes.

6. Engrasamos un molde de 1 litro de capacidad y echamos la masa.

7. Horneamos durante 40 minutos a 180ºC.

8. Antes de sacarlo del horno lo pinchamos con un palillo para asegurarnos de que esté hecho.

9. Lo dejamos templar 5-10 minutos y lo desmoldamos. Lo enfriamos encima de una rejilla a temperatura ambiente.

10. ¡Seguro que les encanta a los más peques!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados