Cuídales

Recetas para niños

Crackers de garbanzo, sésamo y tomillo

Crackers de garbanzo, sésamo y tomillo

Otro tipo de snack que suele gustar mucho a los niños son los palitos o galletitas saladas. Pero, al igual que pasa con los dulces que encontramos en el supermercado, la gran mayoría están fabricados con harinas blancas y refinadas, grasas de mala calidad, demasiada sal y aditivos.

Por tanto, aunque nos puedan parecer más saludables que un bollo, también son productos procesados que debemos evitar.

La buena noticia es que preparar crackers saludables en casa ¡es muy fácil! Además de rápido y mucho más nutritivo. Podemos prepararlas con alguna harina de cereal integral o también con harina de garbanzos, que se obtiene a partir de la trituración de esta legumbre seca.

Tanto los snacks salados como los dulces que encontramos en el supermercado son productos que debemos evitar dar a los más peques. Prepararlos es casa es muy fácil, rápido y mucho más nutritivo.

La harina de garbanzos es muy típica de la cocina hindú, donde se usa para preparar todo tipo de platos como, por ejemplo, las famosas pakoras. En Occidente no es tan conocida, pero cada vez es más utilizada en cocina vegetariana y vegana ya que resulta un gran sustituto del huevo para poder ligar, apelmazar y cohesionar distintas masas.

Además, resulta una harina muy nutritiva ya que los garbanzos son una legumbre rica en proteína. De hecho, contienen todos los aminoácidos esenciales y por eso son una gran opción en dietas vegetarianas. También contienen hidratos de carbono y grasas insaturadas, y son ricos en vitaminas del grupo B y en minerales como el hierro, calcio, potasio y zinc. Para que te hagas una idea, un plato de garbanzos contiene la misma cantidad de calcio que un vaso de leche, por lo que es una buena alternativa a incluir en nuestra dieta en caso de no consumir lácteos.

Una buena opción son las crackers preparadas con harina de garbanzo, muy rica en proteína, vitaminas del grupo B, minerales y fibra soluble.

Como todas las legumbres, los garbanzos son ricos en fibra soluble que nos ayudan a mejorar el tránsito intestinal. El único inconveniente es que pueden dar gases e hinchazón debido a unos oligosacáridos que no podemos digerir, pero ¡hay soluciones! Para evitar que esto suceda podemos combinar las legumbres con especies carminativas como el comino, el hinojo o el anís.

Al ser una harina de legumbre no contiene gluten y también puede resultar una gran opción para personas celíacas.

Preparar estas crackers es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes, dar forma a la masa y hornear. En este caso, os propongo dar sabor con unas semillas de sésamo y tomillo, pero se podrían sustituir por cualquier especie deseada: cúrcuma, curry, pimienta negra, romero…

Además, se le añade también comino para evitar posibles flatulencias.

Se pueden comer solas (¡están riquísimas!) o se pueden usar para untar con un poco de aguacate, hummus u otro paté vegetal.

Crackers de garbanzo ecológicos

INGREDIENTES

  • 150 g de harina de garbanzos
  • 80 ml de agua mineral
  • 20 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharada de postre de tomillo seco (y un poco más para decorar)
  • 1 cucharada de postre de comino en polvo
  • 1 cucharada de postre de sal marina
  • 25 g de semillas de sésamo integral (y un poco más para decorar)

ELABORACIÓN

1. En un bol mezclar la harina de garbanzos, el tomillo, el comino, la sal y el sésamo integral.
2. Agregar el agua y el aceite de oliva virgen extra y amasar para integrar todos los ingredientes (os será más fácil con las manos).
3. Dejar reposar 5-10 minutos y precalentar el horno a 180ºC.
4. Colocar la masa entre dos papeles para horno y estirar con la ayuda de un rodillo, hasta obtener un grosor de unos 3-4 mm.
5. Quitar el papel superior y, con un cuchillo, hacer líneas verticales y horizontales para dar forma a las crackers.
6. Decorar con unas cuantas semillas de sésamo y tomillo por encima y presionar suavemente con las manos para que se peguen a la masa.
7. Hornear unos 15-20 minutos, hasta que estén doradas y crujientes.
8. Retirar del horno y dejar enfriar completamente.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados