Cuídales

Recetas para niños

Granola Casera

Granola Casera

Este desayuno clásico de toda la vida es una bomba de energía y nutrición, y lo tiene todo para comenzar bien el día:

  • Avena: Un cereal de una gran riqueza nutricional, ya que tiene una composición muy equilibrada, con más hidratos de carbono de absorción lenta y fibra que otros cereales. Calma el hambre y, al liberar la energía poquito a poco, da la sensación de saciedad durante más tiempo.

  • Frutos secos: Nos ofrecen una diversidad importante de vitaminas y minerales como el potasio, que ayuda a mantener la función muscular y el ritmo cardíaco, el magnesio, para mantener los huesos fuertes o el calcio, vital para la formación de huesos y dientes y para fomentar la función del sistema nervioso.
  • Semillas: Nos aportan ácidos grasos, lo que las convierte en un sustituto estupendo del pescado en dietas vegetarianas/veganas. También son muy ricas en calcio de rápida absorción y, además, aportan muchas proteínas.
  • Quínoa: Este pseudocereal procedente de América del Sur, contiene todo lo que nuestro cuerpo necesita: hidratos de carbono de absorción lenta, vitaminas, minerales y aminoácidos. Además tiene muy pocas calorías, cero colesterol, cero azúcares y es baja en sodio. No contiene gluten, por lo que también es apta para dietas celíacas.
  • Cacao: Un potente antioxidante y, por tanto, un gran aliado para la salud en general. Tonifica el sistema nervioso, lo activa, sin exacerbarlo y produce una sensación de bienestar. Lo mejor para los niños es ofrecérselo durante el desayuno, pues les ayudará a obtener vigor y energía para afrontar el día.

Esta receta es deliciosa y, lo mejor, la puedes guardar durante semanas sin ningún problema.

INGREDIENTES

  • 4 tazas de Copos de Avena gruesos Sol Natural
  • 1 taza de nueces troceadas
  • 1/2 taza de avellanas troceadas
  • 1/2 taza de anacardos troceados
  • 1 taza de Semillas de Calabaza Sol Natural
  • 1/2 taza de Semillas de Girasol Sol Natural
  • 1 taza de Quínoa hinchada Sol Natural
  • 1/2 taza de pasas
  • 1/2 taza de Arándanos secos (en su defecto, Dátiles troceados) Sol Natural
  • 1/2 taza de Tiras de Coco Sol Natural
  • 1/3 taza de Nibs de Cacao Sol Natural
  • 1/2 taza de Aceite de Coco Sol Natural
  • 1 taza de Sirope de Agave Sol Natural
  • 2 cucharaditas de Canela de Ceylan Sol Natural
  • Ralladura de 1 naranja

ELABORACIÓN

1. Precalentamos el horno a 180ºC.

2. En un bol, mezclamos los copos de avena con los frutos secos y las semillas. Por ahora, dejamos a parte la quinoa hinchada, el coco, las pasas y los arándanos.

3. Ponemos al fuego una cacerola con el aceite, el sirope, la ralladura de naranja y la canela. Calentamos hasta que todo esté bien integrado pero sin que llegue a hervir.

4. Vertemos la mezcla líquida sobre los ingredientes que teníamos reservados en el bol y removemos bien.

5. Ponemos papel de hornear sobre la bandeja de horno y echamos por encima nuestra mezcla.

6. Horneamos a 160ºC durante 30-40 minutos removiendo cada 10 minutos para que se haga bien por todos lados.

7. 5 minutos antes de sacarlo del horno le echamos las nibs de cacao, la quinoa hinchada, las pasas y los arándanos.

8. Sacamos la granola del horno y la dejamos templar.

9. Guardamos en un bote de cristal hermético y conservamos durante un par de semanas en lugar fresco y seco.

10. Podemos consumirlo con yogur natural o con bebida vegetal.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados