Cuídales

Recetas para niños

Hamburguesa de Avena Sin Gluten y delicias del mar

Hamburguesa de Avena Sin Gluten y delicias del mar

A veces la sencillez logra resultados sorprendentes, y este es un claro ejemplo de ello. La avena, con su textura mucilaginosa y llena de nutrientes para el sistema nervioso, nos aportará la energía necesaria junto a las deliciosas y aromáticas algas, que nos llenarán de vitaminas y minerales.

INGREDIENTES (PARA 12 MINI HAMBURGUESAS)

  • 100 g de copos finos de Avena Sin Gluten Sol Natural
  • 500 ml de Bebida de Avena con Calcio Bio Sol Natural o agua de manantial
  • 1 ajo picado
  • Un poco de perejil o albahaca fresca picada
  • 50 g de almendra salada Marcona picada
  • 1 cucharadita de mezcla de algas en copos (nori, dulse, wakame)
  • Sal de hierbas

Para el rebozado

  • 1 huevo
  • Harina de espelta integral Sol Natural

Opción vegana: en lugar de huevo y harina, usamos semillas de sésamo Sol Natural.

ELABORACIÓN

1. Ponemos en un cuenco los copos de avena sin gluten junto a las algas, una pizca de sal, el ajo picado, la albahaca o el perejil y un poquito de leche de avena para remojar los copos. Removemos para mezclar muy bien todos los ingredientes y dejamos reposar.

2. Pasados unos 10 minutos, comprobamos que los copos se han reblandecido y podemos manipularlos con facilidad.

3. Cogemos pequeñas porciones de la masa con las manos enharinadas para facilitar la manipulación, formando pequeñas bolitas que aplastaremos y rebozaremos con la harina.

4. La sumergimos en huevo, para pasar finalmente a la sartén, donde las freiremos en un ligero baño de aceite caliente.

5. Cuando estén doradas por ambos lados, las retiramos del fuegos y las dejamos reposar sobre un papel absorbente.

6. Las servimos calentitas acompañadas de un nido de zanahoria, nabo o rabanito picado.

Versión vegana

1. Modelamos las bolitas y en lugar de usar harina y huevo las cubrimos con una película de sésamo crudo.

2. Para cocerlas, las aplastamos y las colocamos en una bandeja sobre papel de hornear y les damos, con la ayuda de un vaporizador, un ligero toque de aceite.

3. Las colocamos en el horno, previamente calentado a 180º, y cuando estén bien doraditas, tendremos unos escalopes ¡crujientes y veganos!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados