Cuídales

Recetas para niños

Polos de fresa veganos

Polos de fresa veganos

Muchos de nosotros estamos deseando que llegue el verano para refrescarnos con un delicioso helado, sobre todo los niños.

Y aunque lo más fácil es comprarlos, la mejor opción es, sin duda, prepararlos nosotros mismos. Verás que es muy fácil y rápido, y no necesitas tener ningún robot de cocina ni heladera especial. Simplemente necesitas una trituradora, unos moldes y ¡al congelador! De este modo nos aseguraremos de que los helados solo llevan ingredientes naturales, evitando los aromas o conservantes artificiales.

Uno de los más refrescantes y nutritivos es sin duda el helado de frutas. La ventaja de este tipo de helados es que no requiere cocción de ningún tipo; simplemente es necesario triturar todos los ingredientes, por lo que además de ser un helado saludable, es también muy nutritivo, pues al no estar sometido a calor, conserva el máximo de nutrientes de todos sus ingredientes.

Los helados de frutas son muy fáciles de preparar, pues no necesitan cocción. Así, además de ser saludables, resultan muy nutritivos, pues conservan al máximo sus nutrientes.

Estos helados en concreto no llevan lácteos, ni azúcares añadidos, por lo que son aptos para todos. Usaremos solo ingredientes naturales, y les daremos el punto dulce a través de los dátiles y la fruta.

Después de probar estos polos caseros, seguros que ni tus hijos -ni vosotros- volvéis a comprar helados.

INGREDIENTES (PARA 6 POLOS)

  • 200 g de fresas congeladas
  • 150 ml de bebida de avena de Sol Natural
  • 40 g de anacardos crudos
  • 4 dátiles de Sol Natural
  • Nibs de cacao Sol Natural
  • Arándanos frescos

ELABORACIÓN

1. Un par de horas antes de ponernos manos a la obra, dejaremos los anacardos en remojo.

2. Escurrimos el agua y los ponemos en el procesador de alimentos junto con las fresas congeladas, la bebida de avena y los dátiles.

3. Trituramos hasta conseguir que no haya grumos. Reservamos.

4. Hacemos dos partes: a una de ellas le añadimos un puñado de arándanos frescos, y a la otra, nibs de cacao.

5. Echamos nuestro helado en moldes (yo he usado el pack de 6 de Ikea) y los metemos en el congelador hasta que solidifiquen.

6. Los sacamos del congelador, los desmoldamos y ya podemos disfrutar de unos deliciosos polos de fresa sanos, deliciosos y nutritivos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados