Cuídate

Recetas

Crumble de manzana y avena

Crumble de manzana y avena

La avena es un cereal que ha sido consumido por los humanos desde la antigüedad. Para que te hagas una idea, en Europa Central se han encontrado restos de avena en excavaciones arqueológicas que datan de la Edad de Bronce, en la prehistoria.

Y es que sus cualidades, tanto nutritivas como energéticas, la convirtieron en alimento base de muchos pueblos y civilizaciones.

Desde un punto de vista nutricional, la avena es uno de los cereales más completos que existe, pues contiene la gran mayoría de aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita, y éstos solo se obtienen a través de los alimentos.

¿Y qué son los aminoácidos? Son las unidades que forman las proteínas, y éstas, a su vez, constituyen los músculos, tendones, órganos, glándulas, pelo y uñas. El crecimiento, la reparación y el mantenimiento de todas nuestras células dependen de ellos.

La avena es uno de los cereales más completos que existe y, contrariamente a lo creído, no contiene gluten, siempre y cuando se evite la contaminación cruzada.


Pero además, la avena también aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales, fibra y ácidos grasos esenciales, que la convierten en un alimento básico en nuestra dieta.

Por otro lado, y contrariamente a la creencia popular, la avena es un cereal sin gluten (os lo explicamos todo en este artículo), por lo que es un cereal apto para todo tipo de dietas, incluída la celíaca.

INGREDIENTES

Para el relleno:

  • 4 manzanas
  • 1 cucharada de sirope de agave de Sol Natural
  • 1 rama de canela
  • 1 chorrito de limón
  • 1 cucharada de crema de cacahuete
  • 1 cucharada de nibs de cacao

Para el crujiente de avena:

  • 100 g de copos de avena gruesos SIN GLUTEN de Sol Natural
  • 50 g de harina de avena SIN GLUTEN de Sol Natural
  • 1 cucharada de sirope de agave de Sol Natural
  • 2 cucharadas de aceite de coco de Sol Natural
  • 1 cucharadita de semillas de amapola de Sol Natural
  • 1/2 cucharadita de canela de Ceylán de Sol Natural

ELABORACIÓN

Crumble de avena sin gluten

1. En primer lugar, pelamos y troceamos las manzanas en dados grandes.

2. Ponemos los dados manzanas, la rama de canela, el limón y la cucharada de sirope de agave en una cacerola a fuego medio.

3. Tapamos y dejamos cocer 15 minutos.

4. Precalentamos el horno a 200ºC.

5. Mientras, mezclamos en un bol los copos de avena, la harina, la canela, el sirope, el aceite de coco y las semillas de amapola.

6. Mezclamos con las manos hasta que todo quede bien integrado. Podemos dar pellizquitos a la mezcla para que se forme alguna bolita. Reservamos.

7. En una fuente de horno honda ponemos las manzanas cocidas. Le echamos por encima la crema de cacahuete y los nibs de cacao.

8. A continuación, añadimos la mezcla de avena y repartimos bien por encima.

9. Horneamos de 15 a 20 minutos a 180ºC.

10. Sacamos del horno y dejamos templar.

11. Servimos templado acompañado de una bola de helado o de nata de coco.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados