Cuídate

Recetas

Falafel de Garbanzos

Falafel de Garbanzos

Los garbanzos son una de las legumbres más energéticas que existen, con un alto contenido en proteínas vegetales, vitaminas, minerales y fibra.

Pero además de darnos energía, los garbanzos también cuidan de nuestro corazón. Y es que estas pequeñas legumbres tienen el poder de protegernos frente a enfermedades cardiovasculares. Por un lado, su alto contenido en lecitina y ácidos grasos esenciales insaturados, sobre todo Omega 6, ayudan en el control del colesterol. Y también son ricos en fibra, que además de ayudar al tránsito intestinal, evita que el colesterol sea absorbido por nuestro organismo.

Así pues, esta receta del Medio Oriente no solo deleitará nuestro paladar, sino que también contribuirá a la salud de nuestro corazón.

INGREDIENTES (para 30 falafels)

  • 500 g de Garbanzos Bio Sol Natural (en crudo)
  • 3-4 cucharadas de Harina de Garbanzo Bio Sol Natural
  • 3-4 ajos
  • 2 cebollas
  • 1 manojo de perejil fresco
  • 1 manojo pequeño de cilantro fresco (opcional)
  • 2 cucharaditas de comino en polvo
  • 1 cucharadita de Cúrcuma en polvo Bio Sol Natural
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 sobre de levadura en polvo

ELABORACIÓN

1. Para hacer falafel tenemos que organizarnos, ya que es necesario dejar en remojo los garbanzos un mínimo de 24 horas antes de ponernos manos a la obra. Es muy importante ir vigilando que no se queden sin agua durante este tiempo.

2. Cuando los garbanzos estén en su punto, los trituramos, pero sin llegar a hacer puré. Reservamos.

3. A continuación, ponemos en el procesador las cebollas, los ajos, el perejil y el cilantro, y lo picamos todo bien. Lo añadimos a los garbanzos que teníamos reservados.

4. Incorporamos también las especias, la sal, la levadura y la harina de garbanzo y mezclamos bien con ayuda de una cuchara (o con las manos limpias). Que no nos dé miedo si vemos la masa un poco húmeda, porque luego quedará estupenda y jugosa. Con que podamos manejarla será suficiente.

5. Dejamos reposar la masa mínimo durante media hora.

6. Ahora es el momento de empezar a hacer bolitas. Para ello vamos cogiendo masa con ayuda de una cuchara y le vamos dando forma redonda. Las aplastamos un poco y reservamos.

7. En este punto podemos pasar a cocinar nuestros falafels: podemos freirlos en abundante aceite de oliva caliente o hacerlos al horno (20 minutos aproximadamente). Fritos quedarán súper jugosos; horneados más sequitos.

8. Otra opción es congelarlos: así tendremos un plato estupendo listo para otro día.

9. Podéis servirlos con tahina, salsa de yogur, chutney de mango… y acompañarlos de ensalada, verduritas… O también podéis preparar deliciosos bocadillos con pan de pita.

10. ¡Que los disfrutéis!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados