Cuídales

Salud & Nutrición

Platos infantiles coloridos ¡platos más nutritivos!

Platos infantiles coloridos ¡platos más nutritivos!

Existen multitud de opciones y combinaciones de platos saludables que podemos ofrecer a nuestros hijos.

Y una de las mejores maneras de hacerlo es basándonos en los colores de los alimentos, pues según su tono, nos aportan diferentes propiedades y beneficios.

Ofreciendo un plato colorido a nuestros hijos, estaremos llamando su atención por la vista, lo que estimulará su apetito, y a la vez les estaremos proporcionando una comida completa y variada en vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes.

Rojos

Lo encontramos en tomates, pimientos o frutillas, y nos indican que son alimentos con muchos antioxidantes. Esto quiere decir que protegen el organismo contra el envejecimiento celular, evitando riesgos de enfermedades cardiovasculares de adultos.

Amarillos y naranjas

Las zanahorias, boniatos, mangos, piñas, melocotones, etc. nos aportan vitamina C, la cual nos ayuda a reforzar el sistema inmune, y en consecuencia a sufrir menos resfriados, así como una buena visión y una piel más sana.

Verdes

Presentes en acelgas, lechugas, apios, brócolis o espinacas… Este color es propio de alimentos con vitamina K, ácido fólico, calcio, hierro, proteínas, etc. Se trata de alimentos muy completos que ayudan a obtener una nutrición completa.

Azules y morados

Como los arándanos o las uvas. Son alimentos antioxidantes y tienen muchas vitaminas necesarias para la etapa de crecimiento.

Blanco

Cebollas, plátanos, ajos o peras nos aportan potasio, son antibióticos, ayudan a reducir el colesterol y a prevenir la diabetes.

Esto es una pequeña guía de los beneficios de las frutas y verduras en base a su color, pero para no obsesionarnos con estos detalles, lo mejor para una alimentación rica y variada es ofrecerle a nuestros hijos toda la variedad de frutas y verduras según la temporada, y equilibrarla con todos los demás alimentos tan nutritivos que existen como las legumbres, los cereales, las semillas y los frutos secos.

IDEAS DE PLATOS DIVERTIDOS Y NUTRITIVOS

La mejor manera de obtener todos los nutrientes que necesitamos es comer gran cantidad de frutas y verduras en crudo. Ahora que empieza el buen tiempo podemos aprovechar todas las frutas tan dulces que llegan. Hay muchas opciones para comerlas, por ejemplo en helado: podemos triturar los plátanos medio congelados y añadirles un topping de arándanos, fresas en láminas y frambuesas. Este es un postre colorido y muy natural, ya que estaréis ofreciendo a los más peques una opción natural, sin azúcares añadidos ni conservantes químicos.

Otras ideas para ofrecerles una comida variada y atractiva a nuestros hijos es creando platos divertidos.

Por ejemplo unas tortitas de harina de avena rodeadas de láminas de fresas imitando a un sol, y usando arándanos para crear los ojos y la boca.

Otra idea es crear la forma de un caracol, en un plato llano, con hummus de garbanzos y hacerle el contorno con guisantes hervidos.

Por último, se me ocurre una idea muy apetitosa, sobre todo para los meses de más calor: con rodajitas de pepino ir formando el cuerpo de una oruga, hacerle las patitas con palitos de zanahoria y los ojos con dos rodajas de aceitunas; al lado podemos poner un brócoli al vapor en forma de arbolito y una salsita de anacardos debajo de la oruga simulando un camino.

¡Existen tantas versiones como imaginación tengas! Y si lo haces con ayuda de tus pequeños lo disfrutarán aún más.

De esta manera, creando platos atractivos a la vista conseguiremos que nuestros hijos se diviertan con la comida y a la vez se beneficien de todos sus nutrientes.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados