Cuídate

Nutrición

5 claves para potenciar los beneficios del café

5 claves para potenciar los beneficios del café

La idea de que el café es perjudicial para la salud poco a poco ha ido quedando atrás; de hecho, cada vez hay más estudios científicos que demuestran lo contrario.

Y es que el café puede ser un alimento muy interesante pero, como ocurre con casi todo, depende de ciertos factores. Por ejemplo, nuestro organismo no se comportará de la misma forma cuando tomamos un café con azúcar, que uno sin edulcorar.

A continuación te cuento 5 trucos muy específicos para aprovechar al máximo esta bebida milenaria, con un alto contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes.

CONSEJOS PARA APROVECHAR AL MÁXIMO LOS BENEFICIOS DEL CAFÉ

1. Escoge un formato que respete sus propiedades nutricionales

Una de las mejores opciones es sin duda elegir el grano entero y molerlo en casa, o escoger un grano molido con un origen de confianza. Olvídate el instantáneo común y del torrefacto, ya que estos suelen contener acrilamidas, una sustancia potencialmente cancerígena.

El café liofilizado mantiene prácticamente intactos su aroma y sabor, y a diferencia del café soluble, no es sometido a tratamientos químicos, por lo que el resultado es un café natural de excelentes características y calidad.

Si necesitas una opción más práctica, el café liofilizado puede ser una solución interesante. ¿Y qué significa liofilizado? Este tipo de café instantáneo, que nada tiene que ver con el café instantáneo común, se consigue a partir de un riguroso proceso de ultracongelación y su posterior deshidratación, evitando la pérdida de su aroma y asegurando la conservación de todos sus atributos nutricionales.

2. Cuanto menos acompañado, mejor

Si tomas el café solo, sin azúcar ni leche o bebidas vegetales, no solo disfrutarás de su sabor único y aromático, sino que también evitarás subidas "gratuitas" de insulina.

Los amantes más auténticos del café siempre dicen que no hay nada como tomarlo solo, pero si necesitas añadirle azúcar, mi propuesta es ir reduciendo poco a poco la dosis.

Otra solución es acompañarlo con una cucharadita de aceite de coco, que, además de aportar dulzor, nos ayudará a acelerar el metabolismo. Y una opción que a mí me encanta, es acompañar el café con canela.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ALTERNATIVAS AL AZÚCAR BLANCO

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Sol Natural café liofilizado

3. Elige café ecológico (y evita el de cápsula)

Si elegimos café de producción ecológica, nos aseguraremos de dos cosas muy importantes:

  • La planta está libre de tóxicos y conserva todas sus propiedades.
  • Es más respetuoso, tanto por los trabajadores del café (condiciones laborales dignas) como para el medio ambiente.

Aunque sea un formato más práctico, las cápsulas generan una cantidad escandalosa de residuos para el planeta, por lo que es preferible descartar esta opción.

Además de no contener tóxicos, el café ecológico es más respetuoso con el medio ambiente, y suele tener condiciones laborales más dignas para sus trabajadores.

4. Tómalo durante la primera parte del día

La cafeína es la sustancia del café responsable de activarnos. Lo curioso es que, al contrario de lo que se piensa, la cafeína no actúa aportando energía en sí, sino que lo que hace es inhibir las señales de cansancio del cuerpo, bloqueando los sensores de cansancio. De esta forma, nos permite estar más activos con nuestros propios recursos.

La hora ideal para tomarlo es de 9:30h a 11:30h o de 13:30h a 17h, que es cuando los niveles de cortisol (nuestra hormona del estrés) están más bajos. A partir de la tarde, el café podría interrumpir el descanso nocturno.

5. Controla la dosis

Las personas que son más sensibles o que tienen niveles sostenidos de estrés, deberían controlar su consumo si no quieren agotar sus glándulas suprarrenales. Por lo que si después de tomarlo sientes ansiedad o palpitaciones, deberías plantearte reducir la dosis o dejar de tomarlo, al menos por un tiempo.

Consejo extra: no tomes café junto a las comidas, pues interfiere en la absorción del hierro de los alimentos. Siempre es mejor alejarlo un poco de los alimentos.

………………………………………………

Artículo publicado en www.bioecoactual.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados