Cuídate

Nutrición

Beneficios de tomar cremas frías en verano

Beneficios de tomar cremas frías en verano

Hablábamos, en este otro artículo, de la necesidad de tomar alimentos frescos e hidratados durante la temporada de calor. El cuerpo pide reponer líquidos y minerales que se han escapado por el sudor, y también calmar un poco esos calores aplastantes de la época estival.

Existen unas cuantas razones para abrirle la puerta a las cremas de verano en estos días de tanto calor: son hidratantes, una manera simple de tomar verduras, son ligeras y fáciles de digerir. Esto último se debe a que, como las verduras se toman trituradas, el sistema digestivo tiene menos trabajo. Además, es una posibilidad de aportar antioxidantes al organismo, que combatirán los radicales libres generados por la exposición al sol. Y, lo que es muy importante, las cremas frías son tremendamente fáciles de preparar: todo a la batidora ¡y listo!

Las cremas frías, además de refrescarnos e hidratarnos, contienen una gran cantidad antioxidantes que nos ayudan a combartir los radicales libres del sol.

INFINITAS POSIBILIDADES

¿A quién no le apetece un gazpachito cuando hace calor? Para mí es perfecto. Pero la realidad es que existen un montón de alternativas a la clásica sopa fría de tomates que evitarán que terminemos aburriéndonos.

Y es que, en general, una crema fría se puede preparar con cualquier verdura (es cuestión de ir probando), alguna fruta, un poco de aceite, vinagre, especias, sal y agua. Más fácil imposible. Eso sí: cuantas más verduras incorporemos a nuestra receta, más antioxidantes tendremos. Pueden ser crudas o cocidas, pero yo prefiero usar verduras crudas, para tener el máximo de nutrición (¡y para evitarme el calor de los fuegos!). Algunas combinaciones quedan especialmente deliciosas con un poco de fruta, como el mismísimo gazpacho, ¿lo has probado con sandía o albaricoque?

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: RECETA DE GAZPACHO DE MAÍZ

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

En estas fechas, nos interesarán especialmente aquellas verduras y frutas de color rojo, naranja y amarillo, ya que son ricas en carotenoides, unos pigmentos orgánicos con gran actividad antioxidante que promueven las defensas naturales de la piel contra los rayos UV. Son ricos en este micronutriente el tomate, la zanahoria, la nectarina, el albaricoque, el melón, el pimiento amarillo, y también algunas verduras de hoja verde como las espinacas, el brócoli, la endivia, la escarola, los berros y las hojas de remolacha. Por ser liposolubles, los carotenoides se absorben mejor si van acompañados de alguna grasa saludable.

En verano es mejor tomar verduras y frutas de color rojo, naranja y amarillo, ricas en carotenoides,  que aumentan las defensas naturales de la piel contra los rayos UV

CREMA FRÍA DE REMOLACHA, ZANAHORIA Y COCO

INGREDIENTES

  • 1 remolacha
  • 1 zanahoria
  • ½ pepino
  • ½ aguacate
  • 2 c.s. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 c.s. de vinagre de manzana
  • un chorrito de leche de coco
  • 200 ml de agua (se echa de a poco, para ir consiguiendo la textura deseada)
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN

Bate todos los ingredientes juntos -excepto la leche de coco, la sal y la pimienta- en una batidora o robot de cocina. Una recomendación importante: añade el agua poco a poco para que puedas ir viendo la textura y decidas cuán líquida o espesa la quieres. Salpimentas a gusto y el chorro de leche de coco se lo echas a cada ración por separado. Con unas hojitas de perejil por encima queda espectacular.

El aguacate y el aceite de oliva le darán untuosidad y una textura suave a la crema. Además de favorecer la absorción de los nutrientes liposolubles y de hacerla muy saciante. Yo intento que siempre estén presentes en mis cremas de verano.

Si incorporas a tus cremas frías grasas saludables, como el aguacate, además de hacerla más saciante, favorecerás la absorción de los carotenoides.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados