Cuídate

Nutrición

Despensa saludable: 10 básicos que no pueden faltar si quieres comer sano

Despensa saludable: 10 básicos que no pueden faltar si quieres comer sano

Hace un tiempo hablábamos de la importancia de organizarse cuando queremos llevar una alimentación saludable. En la “era del sin tiempo”, o nos planificamos un poco o será imposible comer sano.

Existen varias maneras de organizarse para que la hora de comer no se convierta en un momento estresante, de resolver abriendo paquetes de ultraprocesados insanos que nos llenan la barriga, pero no nos alimentan de verdad (todo lo contrario). Una de ellas es organizar el menú semanal unos días antes. Sinceramente, yo tengo mis épocas, a veces consigo hacerlo y a veces no, pero claramente es todo más fácil cuando me tomo un rato para prever las comidas y cenas de la semana. El batchcooking, del que hemos hablado en otra oportunidad, es una de las herramientas más útiles para conseguir platos nutritivos en un plis-plas.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

También te puede interesar: BATCH COOKING: UNA HERRAMIENTA PARA
COMER SANO, AUNQUE TENGAS POCO TIEMPO

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Otra de mis recomendaciones más básicas y efectivas para poder alimentarse de manera saludable es siempre tener al alcance aquellos alimentos no perecederos o productos alimenticios que son sanos y que nos simplifican mucho la elaboración de nuestros platos. A continuación, te cuento qué básicos nunca le faltan a mi despensa.

10 BÁSICOS DE LA DESPENSA QUE TE SIMPLIFICARÁN MUCHO EL DÍA A DÍA

1.- CONSERVAS DE PESCADO AZUL

La caballa, las sardinas o el bonito del norte (también las anchoas, pero yo no soy muy fan) son pescados que tienen grandes cantidades de omega 3, un ácido graso esencial, con gran capacidad antiinflamatoria y muchísimas otras propiedades nutricionales. Yo me he dado cuenta que, como me da pereza cocinarlos, terminábamos sin consumirlos en mi casa, así que he optado por tomarlos de bote. No es lo ideal, pero prefiero hacerlo así que prescindir de estas bombas de omega 3. Por eso siempre tengo en casa botes que uso para hacer patés, comer sobre la tostada o poner en una ensalada.

2.- TAHÍN U OTRAS CREMAS DE SEMILLAS O FRUTOS SECOS

El tahín en casa dura poco, sobre todo porque nos gusta hacer hummus, que tomamos a todas horas. También lo usamos para hacer otros patés o para untar láminas de manzana. Otra crema que nos encanta para untar es la de almendras, en marruecos conocida como “amlou”, que es muy fácil de hacer si tienes un buen procesador de alimentos.

3.- ARROZ INTEGRAL O TUS CEREALES FAVORITOS

En casa nunca falta el arroz ni el trigo sarraceno. Este último para preparar los creps de los que ya te hablé tantas veces. El arroz, intento dejarlo cocido la tarde de batchcooking y luego lo voy combinando con verduritas salteadas, en una ensalada o para acompañar un poco de proteína animal.

4.- LEGUMBRE SECA O COCIDAS DE BOTE

Como todo, siempre es mejor procesar los alimentos en nuestras cocinas. Si compras las legumbres secas, podrás prepararlas de forma que sean más digestivas (con un buen remojo y un poco de hinojo en la cocción). Pero, en mi opinión, también vale la pena tener algunos botes de legumbre cocida para sacar cuando se ha hecho la hora de comer y no tienes nada, o para preparar un hummus de emergencia.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

También te puede interesar: LEGUMBRES: NO LAS DEJES DE LADO,
¡MEJOR APRENDE A COCINARLAS
!

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

5.- HARINAS SIN GLUTEN

Para las tortitas o pancakes de la mañana, o para hacer un bizcocho casero los días más festivos. Mis favoritas son la de garbanzos y la de trigo sarraceno para rellenos salados y la de avena para rellenos dulces.

6.- ACEITE DE OLIVA VIRGEN

Para todo. Tenemos tanta suerte de vivir en uno de los países grandes productores de este oro verde, que no puede ser más sano y nutritivo y que le da un sabor espectacular a todo. Eso sí, siempre tiene que ser virgen.

7.- ACEITE DE COCO VIRGEN

Yo lo uso para saltear frutas o verduras, porque les deja un aroma exquisito. También es sanísimo si es virgen.

8.- ACEITUNAS

A mí me encantan y, además, me salvan cuando tengo hambre y todavía no es la hora de sentarse a la mesa. Junto con el hummus, me resuelven el aperitivo cuando tengo visitas inesperadas. Lo que siempre vigilo es que sean naturales y no lleven glutamato monosódico (E621), un aditivo potencialmente neurotóxico.

aceite de oliva

9.- FRUTOS SECOS Y SEMILLAS

También, para picar cuando tienes hambre, para ponerle onda a las ensaladas, para hacer un pesto, para un bowl matutino. Son fácilmente transportables y por ser ricos en grasas sanas y proteína, dan mucha saciedad. Imprescindibles en las dietas vegetarianas.

10.- ESPECIAS Y HIERBAS TIPO CANELA, CÚRCUMA, ORÉGANO...

Hay que aprender a usarlas, pero vale mucho la pena la inversión. Las especias son un gran regalo de la naturaleza porque, además de ser muy ricas, son altamente terapéuticas. Mi favorita es la canela, que no falta en casi ninguna receta dulce y que, además, ayuda a gestionar el azúcar que ingerimos.

Evita las batallas internas que pueden surgir cuando te asalta el hambre o, a la noche, cuando apetece algo dulce.

Y MUY IMPORTANTE: “LIMPIA” TU DESPENSA DE PRODUCTOS INSANOS

Como siempre te digo, antes de ponerte a llenar la despensa, asegúrate primero de quitar todo lo que boicotea tu intención de llevar una alimentación sana. Ten siempre a mano aquello que no te reprocharás de tomar y aparta de tu vista todo lo que terminará minando tu voluntad. Verás qué gran favor te haces.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados