Cuídate

Recetas

Crema fría de zanahoria, curry y coco

Crema fría de zanahoria, curry y coco

Ensaladas, gazpachos, cremas frías… en los días veraniegos, el cuerpo solo nos pide recetas fresquitas para hacer frente a las altas temperaturas.

Esta receta con aroma thai es realmente muy fácil y rápida de preparar. Solo tenemos que encender el horno para asar las zanahorias (puedes cocinarlas la noche anterior). Puede que te de pereza, pero te aseguramos que este paso marca la diferencia, pues le dará a tu plato un punto dulce muy diferente.

Por otro lado, para obtener cremosidad, nada mejor que la leche de coco. El formato en polvo resulta muy práctico, pues podemos hacer nuestra crema más o menos densa, y además, al estar deshidratada, se puede guardar fácilmente en un ambiente fresco y seco durante varios meses. Así, la tendremos a mano siempre que la necesitemos, y usaremos solo la cantidad que nos haga falta.

El jengibre y el curry son el complemento perfecto para esta crema, pues ayudan a potenciar todo su sabor. Y es que el calor es el encargado de potenciar los sabores y aromas de los ingredientes, por eso, en esta receta fría, necesitaremos añadir especias fuertes.

Pero además de refrescarnos (y nutrirnos), esta receta es perfecta para el verano: su ingrediente principal, la zanahoria, contiene betacarotenos, que nos ayudan a mantener nuestra piel sana a la vez que activa la melanina.

Piel bronceada, paladar feliz y organismo nutrido.

¿Qué más se puede pedir?

INGREDIENTES

  • 500 g zanahorias
  • 3 ajos
  • 1 cebolla
  • 2 cdtas de curry en polvo de Sol Natural
  • 1/2 cdta de jengibre en polvo de Sol Natural
  • 600 ml de agua
  • 4 cdas de leche de coco en polvo de Sol Natural
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

ELABORACIÓN

1. Lavamos las zanahorias bien (sin pelarlas) y las ponemos en un recipiente apto para horno. Las salpimentamos y les echamos un chorrito de aceite de oliva.

2. En el mismo recipiente metemos 3 ajos sin pelar.

3. Lo tapamos (si el recipiente no tiene tapa apta para horno, podemos usar papel de plata) y lo horneamos a 200ºC durante 20 minutos (o hasta que las zanahorias estén tiernas).

4. Mientras tanto, pelamos y picamos la cebolla y la pochamos en una sartén honda con aceite de oliva.

5. Sacamos las zanahorias y los ajos del horno. Quitamos la piel a los ajos y los ponemos en el vaso del procesador de alimentos junto con las zanahorias, la cebolla pochada, el agua, la leche de coco en polvo, el curry, el jengibre, la sal y la pimienta.

6. Procesamos hasta que nos quede una crema fina. Lo cocinamos a fuego medio durante 5 minutos en la misma sartén donde habíamos pochado la cebolla para que los sabores se integren bien. Dejamos enfriar.

7. Servimos bien fría con un chorrito de leche de coco.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados