Cuídate

Recetas

Croquetas de calabaza y arroz salvaje

Croquetas de calabaza y arroz salvaje

El otoño es el mejor momento para enamorarse de la calabaza y de estas croquetas rellenas de nuestra hortaliza de temporada y un sabroso arroz salvaje negro. Son crujientes por fuera y esponjosas y dulces por dentro. ¡Más que delicioso!

Este plato es ideal para acompañar con verduras o ensaladas o para ponerlas como aperitivo en casa cuando hay visita ¿A quién no le gustan las croquetas?

Además, hemos creado una receta completa para afrontar el cambio de estación.

La calabaza te aportará -entre otras cosas- betacaroteno (fuente fundamental de vitamina A), vitaminas C y E, vitaminas del grupo B, potasio, fósforo, magnesio, hierro y cinc.

El arroz salvaje (también conocido como arroz negro), tiene una alta concentración de proteínas, por encima de otros tipos de arroz.

¿A qué estás esperando para preparar este SÚPER PLATO?

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

También te puede interesar: HUMMUS DE CALABAZA CON QUESADILLAS DE KAMUT®

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

INGREDIENTES (10 croquetas)

Croquetas arroz salvaje y calabaza

  • 1 taza de calabaza asada
  • 1/3 taza de arroz negro salvaje (cocido)
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 2-3 cucharadas de harina de maíz
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pan rallado de espelta para rebozar

PASO A PASO

Receta croquetas vegetarianas arroz negro y calabaza

1. Precalienta el horno a 200ºC. Corta la calabaza en trozos, quítale la piel y échale un poquito de sal, pimienta y AOVE. Hornea durante 40-45 minutos hasta que esté en su punto.

2. Mientras vamos a ir preparando el arroz. Lávalo bajo el grifo. Luego viértelo en una cazuela: la proporción de agua para cocer el arroz salvaje es de 1:3. Llévalo a ebullición y baja a fuego medio. Tapa la cazuela durante otros 35-40 hasta que esté listo.

3. Corta finamente la cebolla y pica el ajo y saltéalos en una sartén hasta que estén transparentes. Reserva.

4. Saca la calabaza del horno, deja enfriar y añádela a un bol. Machácala con un ayuda de un tenedor. Añade el resto de ingredientes hasta que tengas la masa lista. Deja reposar durante 15-20 minutos en la nevera para que compacte.

5. Forma croquetas del mismo tamaño y forma. Pásalas por el pan rallado de espelta y ve colocándolas en una bandeja.

6. Puedes hornearlas o, como en nuestro caso, pasarlas a la sartén. Simplemente calienta una sartén con unas cucharadas de AOVE. Cuando esté bien caliente, baja el fuego a fuego medio. Coloca las croquetas y ve cocinándolas hasta que estén bien doradas. Añade más AOVE si ves que la base se queda seca.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados