Cuídate

Recetas

Polenta Fries

Polenta Fries

Muy nutritiva, fácil de preparar y con mucha historia.

La polenta es uno de los platos más antiguos y apreciados de la gastronomía italiana. De hecho, en tiempos del Imperio Romano era uno de los principales alimentos de las legiones romanas.

Elaborada a base de sémola de maíz, se trata de un ingrediente tan versátil que no debería faltar en tu despensa.

Y eso no es todo:

  • No contiene gluten: resulta apta para celiacos / sensibles al gluten.
  • No está procesada: se obtiene tan solo moliendo el maíz.
  • Es de fácil digestión: mucho más que el maíz entero, cuya capa exterior es muy dura y se ha de poner en remojo durante mucho tiempo.
  • Energizante y saciante: sus hidratos de carbono complejos se asimilan lentamente por el organismo, proporcionando energía estable y de larga duración.

A la hora de seleccionar la polenta, es importante fijarse en que sea de origen ecológico, pues además de evitar los productos tóxicos usados durante el cultivo, también nos aseguramos de no se trate de una variedad transgénica.

INGREDIENTES

  • 1 l de agua o de caldo de verduras
  • 250 g de polenta de Sol Natural
  • 2 cucharadas de levadura nutricional de Sol Natural
  • 1 cucharada de orégano
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

ELABORACIÓN

1. Ponemos un litro de agua o caldo de verduras en un cazo al fuego.

2. Una vez arranque a hervir, echamos la polenta en forma de lluvia sin dejar de remover. Incorporamos también la sal, la pimienta, el orégano y la levadura nutricional.

3. Bajamos el fuego y seguimos removiendo durante 3-4 minutos. La polenta irá espesándose.

4. Apartamos del fuego y echamos la masa en una bandeja rectangular, extendiéndola bien por todos lados.

5. Dejamos enfriar a temperatura ambiente unos 20-30 minutos y luego la metemos en el frigorífico, hasta que se solidifique por completo.

6. Precalentamos el horno a 200ºC.

7. Desmoldamos la polenta y la cortamos en bastoncitos como si fuésemos a hacer patatas fritas.

8. Ponemos papel vegetal en la bandeja de horno y colocamos sobre él los bastoncitos. Los pintamos con aceite de oliva ayudándonos de un pincel.

9. Horneamos los bastoncitos de polenta unos 20 minutos hasta que estén crujientes.

10. Servimos con salsa de tomate o ketchup.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados