Cuídate

Salud

Alimentación otoñal. ¡Prepara tu cuerpo para el frío!

Alimentación otoñal. ¡Prepara tu cuerpo para el frío!

EL SENTIMIENTO DEL OTOÑO

Con la llegada del otoño, llega ese doble sentimiento de melancolía y calma. En esta estación de colores suaves, las temperaturas bajan y nuestro cuerpo es más vulnerable a infecciones y resfriados. Poco a poco los días se hacen más cortos, y empieza el momento de recogimiento.

Como siempre, la naturaleza nos brinda alimentos apropiados para este momento, y sin duda, lo mejor que podemos hacer es aprovecharlos y prepararlos de la forma más respetuosa con nuestras necesidades.

RESERVA ENERGÍA PARA LA LLEGADA DEL FRÍO

Estar en sintonía con los ciclos de la naturaleza y hacer cambios suaves entre una estación y otra, es la mejor manera de que nuestro organismo esté preparado para la transición. De esta manera, le ayudaremos a que se encuentre lleno de energía y así evitar enfermar. Por este motivo, en otoño deberíamos buscar alimentos que nos permitan:

1. Eliminar excesos y toxinas del verano.

2. Conseguir energía de calidad para afrontar la llegada del invierno.

ALIMENTOS PARA EL OTOÑO

Alimentacion otoño legumbres frutos secos

  • Alimentos dulces y de naturaleza templada: Arroz redondo, avena, garbanzos, lentejas, azukis. Los almidones que contienen son una fuente de energía estable debido al contenido de su fibra.
  • Semillas y frutos secos: Empiezan a tener mucho sentido en nuestros platos. Las calorías nutritivas y el aporte de triptófano favorecen un buen estado de ánimo.
  • Hortalizas: El huerto nos ofrece verduras de raíz y tubérculos. Calabazas, boniatos, zanahorias, remolachas, le darán densidad nutricional, dulzor y alegría a los platos. Todos ellos súper energéticos y ricos en antioxidantes.
  • Frutas: Aunque no abundan tanto como en verano, las que hay en esta época están repletas de vitaminas y son deliciosas: granadas, algunas variedades de pera, caquis, kiwis y las primeras mandarinas.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 3 FORMAS DE PONER A PUNTO TUS DEFENSAS

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

LA NECESIDAD DEL DULCE

Con la llegada del frío del otoño e invierno…la necesidad del dulce se despierta en nuestro cuerpo, y si bien no hace falta reprimirla, es importante no complacerla de cualquier forma. La bollería o cualquier producto rico en azúcar añadido no es conveniente, ya que, provoca nerviosismo y desvitaliza. Justamente lo contrario de lo que el cuerpo pide y necesita.

Complacer la necesidad de comer dulce en épocas de frío, con bollería o productos con azúcar añadido, no son la mejor opción, pues nos provoca nerviosismo y nos desvitaliza.

DÍAS MÁS CORTOS, COCCIONES MÁS LARGAS

Vamos sustituyendo el crudo en la fruta y las ensaladas por lo que nos pide el cuerpo: alimentos cocidos con vapor o hervidos.

Las cremas de verduras vuelven como el plato ideal para cenar, e irnos a dormir ligeros, ya que nos proporciona una digestión más fácil. Aunque, si aún te apetecen alimentos crudos, lo mejor será reservarlos para comer en el mediodía, que hay más fuerza digestiva. Y por la noche, deberíamos optar por cocciones suaves.

Los platos tibios o calentitos, además de resultar más reconfortantes y relajantes que los crudos, son más fáciles de digerir por la noche.

TUS DEFENSAS SON IMPORTANTES

En la Medicina Tradicional China, el otoño pertenece al pulmón y al intestino grueso, al color blanco y al sabor picante.

  • Expulsar toxinas y evitar la mucosidad: el nabo, la cebolla, el ajo, la pera o el jengibre.
  • Estimula el sistema inmunitario y evita infecciones: algunas variedades de setas.
  • Resfriados a raya: frutas y verduras con Vitamina C.

Y por último pero no menos importante, cuidar de tus intestinos y sus bacterias es esencial, pues allí se aloja una gran parte del sistema inmunitario.

……………………………

Artículo publicado en www.bioecoactual.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados