Qué bebidas elegir para hidratarnos en verano
Cuídate

Salud

Hidratarse en verano de la mejor manera

Hidratarse en verano de la mejor manera

El cuerpo ya lo pide: una bebida refrescante para apagar un poco este calor y sed veraniegos, por favor. Es normal, con las altas temperaturas necesitamos un extra de hidratación porque parte de nuestros líquidos se escapan a través del sudor. Pero, como siempre, no todo vale, ya que al igual que con los alimentos, en el mundo de las bebidas existen alternativas que valen la pena, con ingredientes que nutren, y otras que no nos interesan para nada.

BEBER ES VITAL

El agua es un nutriente esencial; esto significa que el organismo no la produce en las cantidades necesarias y que, por tanto, debemos obtenerla a través de la dieta, es decir, bebiéndola directamente o a través de alimentos hidratados.

Nuestro organismo no produce agua en las cantidades que necesita, por eso es tan importante obtenerla a través de la dieta.

La deshidratación aparece cuando el organismo no tiene la cantidad de agua que debería tener y puede ser más o menos grave o, incluso mortal, ya que el agua tiene funciones vitales para nuestro organismo. Algunos signos de que podríamos estar deshidratados son piel seca y resquebrajada, ojos que pican, orina de color oscuro, estreñimiento, debilidad, cansancio.

Pero no todos los líquidos hidratan. Aunque den una sensación momentánea de calmar la sed, algunas bebidas van en sentido contrario a nuestra correcta hidratación. Veamos.

QUÉ BEBIDAS NOS HIDRATAN Y CUÁLES NO

A la hora de escoger nuestra bebida hidratante, dejaremos de lado aquellas que contengan alcohol, los refrescos, el café, el mate y los tés. Aunque son muy diferentes entre ellas y no todas son perjudiciales para la salud, tienen en común que contribuyen a deshidratarnos y por tanto no nos interesan.

En cambio, optaremos por beber agua como primera opción o, también, infusiones, zumos naturales, caldos. Para quienes se aburren bebiendo agua (a mí un poco me pasa), siempre está la opción de saborizarla añadiendo trozos de fruta enteros, como piña o granos de granada.

Hay bebidas que contribuyen a deshidratarnos, como los refrescos, el café o el té.

Y si lo que se busca es una bebida isotónica, el agua de coco es una solución, aunque es cierto que no es la más sostenible. También se puede realizar una bebida isotónica casera, como la que os comparto a continuación. Mucho mejor que las bebidas isotónicas comerciales, que suelen traer un exceso de azúcares o edulcorantes artificiales.

BEBIDA ISOTÓNICA CASERA

Aquí os dejo una receta muy fácil para elaborar una bebida isotónica casera, útil para aquellas situaciones que piden mayor hidratación, como el calor del verano o si se realiza actividad física.

INGREDIENTES

  • 1 litro de agua mineral
  • Zumo de dos limones
  • 1 c.p. de sal marina sin refinar o sal del Himalaya
  • 1 c.s. de azúcar de panela o algún endulzante de buena calidad

La sal ayudará a evitar que la bebida diluya la concentración de minerales y electrolitos del organismo. Por eso es isotónica. Y la elaboración consiste en, simplemente, mezclar todos los ingredientes y reservar en una botella en la nevera, para beber bien fresquita. Con unas hojitas de menta infusionadas queda muy buena.

CUÁNTO DEBERÍAMOS BEBER

Nuestro mecanismo más importante para regular los líquidos corporales e impedir la deshidratación es la sed. Salvo algunas situaciones concretas en que este mecanismo regulador no funciona correctamente (es muy común que esto suceda en ancianos, por ejemplo), la sed es la señal que debemos atender para hidratarnos, teniendo siempre a mano una bebida de calidad o una fruta fresca. Las recomendaciones de tantos vasos de agua por día no son un criterio que valga para todo el mundo. Lo mejor es conectar con la sensación de sed y responder inmediatamente.

La sed es el mecanismo más importante que nuestro organismo usa para prevenir la deshidratación.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Productos relacionados

Artículos relacionados